Domingo 22º del Tiempo Ordinario – Ciclo A

Mt 16,21-27

INICIO

Imploremos a Dios, que con su Espíritu nos ilumine el verdadero sentido de su Palabra y nos anime para que ella transforme nuestra vida:

Señor de la Vida, tu Palabra es la fuente viva. Envía tu Espíritu Santo para acercarnos a ella y comprenderla. Danos también la gracia, la voluntad y el valor necesario para vivirla en nuestras vidas. AMÉN.

 

Del Santo Evangelio según San Mateo 16,21-27

 

LECTIO (Lectura) ¿Qué dice el texto?

  1. 1. (v.21) ¿Qué dice Jesús sobre el futuro que le espera en Jerusalén?
  2. (v.22-23) ¿Cuál es la reacción de Pedro y cómo le responde Jesús?
  3. (v.24-26) ¿Cuáles son las condiciones que presenta Jesús para seguirle?
  4. (v.27) ¿Cómo recompensará Dios a los seres humanos cuando venga?

 

Conclusión: Quien quiere ser de verdad fiel a Jesús, está dispuesto a vivir sus enseñanzas hasta el punto de pensar realmente como Dios y a no amoldarse a los criterios de este mundo.

 

MEDITATIO (Meditación) ¿Qué me dice el texto para mi vida?

  1. Pedro trató de disuadir a Jesús para que no siguiera su camino a la cruz ¿En mi vida optó siempre por lo mejor o por lo más fácil?

2, Jesús desestimó las palabras de Pedro por pensar sólo a lo humano ¿En cada situación o desafío actuo con criterios evangélicos o humanos?

  1. Jesús fue fiel a su misión hasta las últimas consecuencias asumiendo la cruz. ¿Enfrento burlas, maltratos o marginación por seguir a Jesús? ¿Qué me falta?
  2. ¿Cómo puedo “ganar el mundo” o “perder mi vida”?

 

ORATIO (Oración) ¿Qué me hace decirle a Dios este texto?

Dirígete a Aquel cuya Palabra has escuchado y recibido en tu corazón.

  • Jesús, yo quiero seguirte, y quiero vivir tu Evangelio, quiero serte fiel hasta dar mi vida por ti para ser testigo de tu amor.
  • Dame, Jesús, tu Espíritu Santo para que en cada situación o cirscunstancia de mi vida me conduzca según tus criterios.
  • Jesús, dame la gracia de buscar y elegir siempre lo mejor para salvar mi vida, y no lo más fácil para perderla.

 

CONTEMPLATIO (Contemplación)

Vamos a cerrar nuestros ojos, para entrar en un profundo silencio interior. Déjate tocar por la fuerza de las palabras de Jesús: “Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: «¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres»”. Contempla…

  • A Jesús que emprende con decisión el camino de la cruz, para realizar el proyecto del Padre.
  • A ti mismo, que eres difícil para reconocer, aceptar y agradecer el plan de Dios sobre ti mismo.
  • A tantos cristianos, hundidos por el dolor, que desconocen el amoroso plan de Dios sobre ellos.

 

OPERATIO (Hacer un compromiso concreto con Jesús para practicar su Palabra)

En cada circunstancia o situación, o cuando deba tomar una decisión importante pensaré ¿Qué haría Jesús en mi lugar?