PADRE FROILÁN, PÁRROCO EN VILLA ACULA, VER.

HABEMUS PÁRROCO… PADRE FROILÁN

Con mucho entusiasmo hemos sido testigos al mediodía del lunes 25 de febrero la toma de Posesión del quinto Párroco de la Parroquia de San Antonio de Padua y Santa Lucía, situada en la cabecera municipal de Villa Acula, Ver.

Esta toma de Posesión es histórica, ya que es la primera que realiza nuestro nuevo Obispo, Monseñor Carlos Briseño Arch OAR., quien después de realizar las consultas pertinentes, ha designado al Padre Froilán Felipe Atilano como nuevo párroco en dicha parroquia.

El Padre Froilán es un sacerdote joven, ha sido vicario en algunas parroquias de la Diócesis: La Divina Providencia, Santa Ana, estuvo un periodo en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Alvarado y colaboró sólo por un breve tiempo en la Parroquia de Cristo Rey en Tejería, Veracruz.

Así pues, Monseñor Carlos ha tenido a bien designarlo como párroco, cabe decir, es la primera parroquia en donde el Padre Froy (como es conocido), tiene a su cargo, llegó con temor y temblor a su nueva encomienda, pero confiando en Dios y en la oración del Santo Pueblo fiel de Dios.

Dicha celebración estuvo presidida por Monseñor Carlos Briseño, acompañado de un nutrido número de sacerdotes, la familia del Padre Froy, fieles de las Parroquias donde ha prestado su servicio como vicario, y claro los fieles de la Parroquia de Acula.

Emotivo momento al comenzar la celebración, por un lado, algunos fieles con nostalgia veían a su antiguo Párroco, el Padre Federico Antonio Pinillos, quien entraba en la procesión de entrada y, por otro lado, con entusiasmo por recibir a su nuevo párroco.

Monseñor Carlos inició la Eucaristía como de costumbre, llegado el momento presentó a la comunidad a su nuevo párroco, resaltando algunos signos importantes para el ejercicio del ministerio del nuevo Párroco, entre los que podemos mencionar se encuentra, la entrega del Evangeliario, la entrega de la estola y la casulla, los Santos Óleos, el bautisterio, el confesionario y finalmente la sede presidencial.

Además, el nuevo Párroco realizó la PROFESIÓN DE FE Y PROMESA DE FIDELIDAD A LA IGLESIA, concluyendo dichos ritos con la fórmula: “QUE ASÍ DIOS ME AYUDE Y ESTOS SANTOS EVANGELIOS QUE TOCO CON MIS MANOS”

Una vez terminada la Eucaristía, el nuevo Párroco saludó a su comunidad, dando gracias en primer lugar a Dios y al señor Obispo y sobre todo pidiendo al Pueblo de Dios que lo acompañe en su nueva misión. Por otro lado, también se agradeció al Padre Federico Antonio Pinillos por el tiempo dedicado a dicha parroquia, rogando a Dios lo colme de bendiciones en su nueva encomienda.

Por último, fueron todos invitados a compartir los sagrados alimentos que se prepararon para la ocasión.

Rogamos al Señor y a los Santos Patronos San Antonio de Padua y Santa Lucía que custodien el ministerio del Padre Froilán.