EL VICARIO DE CRISTO

El ministerio Petrino es el servicio que en la Iglesia desempeña el sucesor del Apóstol  San Pedro, a quien, en nuestras manos conocemos como Papa, es decir, Padre y que en el curso de la historia  encontramos 264 sucesores en el gobierno de la Iglesia; es considerado el Vicario de Cristo el que hace las veces de Cristo en la tierra, es la cabeza visible de la Iglesia, es el Padre común, signo de unidad, así como  por institución del Señor, San Pedro y los demás apóstoles forman un colegio, así también el Romano Pontífice sucesor de Pedro y los Obispos sucesores de los apóstoles están unidos entre sí.

El Romano Pontífice es el Obispo de la Iglesia de Roma, es el que continúa el oficio concedido singularmente por el Señor a Pedro, el primero de los apóstoles para transmitirlo a sus sucesores, como hemos dicho, es la cabeza del Colegio Episcopal, vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia Universal aquí en la tierra, por tanto en virtud de su oficio tiene en la Iglesia la potestad ordinaria, suprema, inmediata y universal, y la puede ejercer siempre libremente.

El Santo Padre también por ser el Vaticano un estado, se le conoce como soberano del estado de la ciudad del Vaticano. El Romano Pontífice obtiene la potestad plena y suprema de la iglesia por la elección política y aceptada por El, junto con la Consagración Episcopal, por tanto si el elegido a Sumo Pontífice esta ya ordenado Obispo obtiene ya esa potestad desde el momento de la aceptación, si no está ordenado Obispo el elegido deberá ser Ordenado inmediatamente.

 

Oficina de Prensa

Curia del Obispado