ABUSO SEXUALES DEL PASADO

Entrevista al Vocero de la Diócesis, el Pbro. Lic. Víctor Manuel Díaz Mendoza, sobre los abusos sexuales a niños por parte del clero en el pasado.

La situación que está viviendo la iglesia es intensiva.

Sí, el Papa lo hace pensando en esta situación que acaba de salir a nivel de Estados Unidos, pero es a nivel universal. Una situación que es agobiante y deprimente, que da vergüenza como iglesia.

Como el Papa ha dicho muchas veces, los ministros somos los que tenemos que llevar a los niños a Dios y no obstaculizar esa relación con Dios.

Ha sido un atentado triste como dice el Papa, que nada lo podrá reparar porque fue en el pasado, pero las víctimas, estamos tocando esas llagas de Cristo dolorida, sufriente y que tenemos que remediar. En primer lugar a través de la oración como el Papa convoca a la iglesia al ayuno, a la oración implorando misericordia, perdón a Dios por estos acontecimientos, que como titula el Papa, es una carta <<si un miembro sufre en la iglesia, todos sufren con él>>

Entonces en ese sentido nuestra solidaridad con estos hermanos nuestros y desde luego, como dice el Papa, el pasado lo reconocemos y pedimos perdón, que nada lo remedia, sin embargo a futuro hay que ver que esas lacras, esa situación no se meta ya más en la iglesia, quienes tienen pues el cuidado en los seminarios, velar porque estas personas no se introduzcan. Los Obispos también ante la ordenación de los sacerdotes pues tener, palpar su situación, su realidad afectiva, sexual y viril, esto es importante.

¿Piensa que esto afecta la imagen de la iglesia?

Desde luego afecta la imagen de la iglesia, sin embargo hay una fe en el pueblo de Dios, que tiene puesta su mirada en Cristo y son misericordiosos ¡eh! Nos perdonan los errores, pero esto no es justificable que el pueblo pase esto para que nosotros los ministros nos equivoquemos de esa manera que no puede ser en la iglesia.

Bueno y con respecto a… bueno me imagino que van a seguir un proceso legal las personas que fueron encontradas como ha sido en otras ocasiones, por parte de la iglesia qué hacen, los separan.

Me imagino que si, hay un documento que desde el papa Juan Pablo II, el papa Benedicto XVI también y el papa Francisco ha presentado esas normas, son los delitos graves, apenas se tenga noticias de eso el Obispo tiene que suspender a esta persona del ejercicio del ministerio, abrir un proceso incluso acusarlo ante las autoridades civiles, sí.

Ya después suspendido el proceso se manda a Roma, y Roma determina y generalmente expulsa a la persona del estado clerical. Así hemos visto en muchas partes, en Estado Unidos como ha acontecido. Aquí en México también, una vez que se prueba eso, entonces si la iglesia determinantemente saca a la personas del ejercicio del ministerio