ANTE LAS DECLARACIONES DEL SACERDOTE ALEJANDRO SOLALINDE GUERRA.

En la Iglesia que peregrina en Veracruz somos conscientes que una persona no tiene la solución a un problema tan grande como es la corrupción y la violencia, sino que es trabajo de la sociedad en conjunto. Que es trabajando en unidad, gobierno, ciudadanía, instituciones y la Iglesia, como podremos superar ésta y otras adversidades.

Respecto a las declaraciones del padre Solalinde queremos informar que efectivamente sostuvimos una reunión en la cual lo invitamos al diálogo para trabajar en comunión y ceñirse al trabajo que realizamos en la diócesis con migrantes y la atención a los familiares de los desaparecidos.

Creemos que no es justo que por diferencias de procesos de trabajo se desprecie el trabajo que realizamos en la diócesis respecto de los hermanos migrantes y las familias de quienes han sufrido la desaparición de un ser querido.

En la Diócesis contamos con dos casas de migrantes, una de ellas en Tierra Blanca, atendidas por las hermanas religiosas de San José de Lyon donde se ofrece a los hermanos migrantes: alojamiento, comida ayuda psicológica, primeros auxilios y orientación sobre Derechos humanos,

Por mencionar sólo algunos números, el año pasado, el 2017,  allí en la casa de Tierra Blanca se dieron, sólo en alimentos, cerca de  30600. La Casa del Migrante aquí en Veracruz, atendida por un grupo de laicos, se ofrece diariamente alojamiento, ropa y comida, y la asociación laica, por amor a Dios, lleva alimentos hasta las vías del ferrocarril donde pernoctan los hermanos migrantes.

Sobre el acompañamiento con los familiares de los desaparecidos: tenemos la eucaristía mensual presidida por el propio sr obispo y en las parroquias hay regularmente atención personal con los familiares, se les anima en la esperanza Cristiana, con espíritu de Fe y reconciliación y a seguir con las instancias correspondientes para ventilar cada uno de sus casos en particular.

Queremos informar, también, que de parte de los agentes de evangelización su trabajo ha sido en estricto apego a las normas canónicas que nos exigen obediencia y respeto al obispo diocesano

Quiero agradecer a los agentes de pastoral, quienes realizan tan noble labor. Que Dios les bendiga su trabajo y recompense su entrega que silenciosamente realizan en favor de sus hermanos.

 

Pbro. Lic. Víctor Manuel Díaz Mendoza

Vocero de la Diócesis y encargado de la

Comisión Diocesana de la Pastoral de Comunicación

TRABAJO REALIZADO EN EL ALBERGUE DE TIERRA BLANCA, VER. Y CON LAS FAMILIAS DE LOS DESAPARECIDOS, POR PARTE DE LA DIÓCESIS DE VERACRUZ.