LA SANTA VERA-CRUZ CON NUEVO PÁRROCO… PADRE ERASMO

La comunidad parroquial de la Santa Vera-Cruz, vivió la tarde del 26 de febrero de 2019, la toma de posesión de su nuevo párroco el Padre Erasmo Costeño Ronzón, quien fuera párroco en la Parroquia de la Divina Providencia.

La Eucaristía estuvo presidida por Monseñor Carlos Briseño Arch, acompañado de un buen grupo de sacerdotes, fieles laicos de la Divina Providencia y sobre todo de la Santa Vera-Cruz.

Momentos únicos que se vivieron, sentimientos encontrados, la comunidad de la Santa Veracruz, despedía a quien fuera su Párroco, y que en palabras de Monseñor Briseño “ha dejado su huella”, en esa comunidad, despedían al Padre Gerardo Rafael Blanco Pozos, a quien la bondad de Dios ha elegido para convertirse en el próximo Secretario Ejecutivo de la Dimensión Nacional para la Nueva Evangelización y Catequesis (DINNEC), pedimos a Dios le asista con su Espíritu y siga colaborando en la construcción del Reino de Dios.

Monseñor Briseño alentó al nuevo Párroco a que sea un Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, que no se olvide que el Pastor Supremo es Cristo, pero que él como sacerdote lo hace presente en medio de la comunidad, le pidió colaboración con su Obispo, con el decanato, le pidió cercanía al pueblo de Dios, sobre todo a los alejados y a los que sufren, que sus proyectos pastorales sean inspirados desde el Plan Diocesano de Pastoral.

En su homilía Monseñor comenzó diciendo que el Sacerdote es un milagro de Dios, porque está tomado de entre los hombres, es decir, Dios elige a sus sacerdotes para ser él mismo en medio de los hombres. Y le recordaba a la comunidad que cuando un sacerdote celebra la Eucaristía, es Cristo quien celebra, cuando un sacerdote perdona, es Cristo quien perdona, cuando un sacerdote unge al enfermo es Cristo quien unge y sana al enfermo, por otro lado, les recordaba a los fieles que existen comunidades que sólo tienen la presencia de los sacerdotes cada 15 días e incluso algunas otras cada mes, por eso les pidió que valoren a la persona del sacerdote ya que ellos tienen la dicha de tenerlo siempre en su Parroquia.

Al término de la celebración, el Padre Erasmo dirigió su primer saludo a su comunidad, dando gracias a Dios y a Monseñor Carlos, por la confianza depositada en su persona, y que llegaba con la mejor disposición de seguir los trabajos pastorales de su nueva parroquia.

Posteriormente se preparó un sencillo programa de bienvenida y la cena para los que participaron en la celebración.

Dios bendiga al Padre Erasmo y a su comunidad.